Chile sancionado, una novedad (?) más a fondo

 

A Chile lo sancionaron, una vez más, y en donde colaboro redacté una columna al respecto (léala acá). Pero quedaron algunos temas muy por el tintero y además de un pequeño error de tipeo en “hoy martes nos desayunó la noticia” Cide culiao nadie se habia dado cuenta matate ctnnnnnnnnnnnnnnn, por lo que ahora en el blog personal ahondaré un poco más en el tema tomando cada uno de los puntos importantes de la columna y desmenuzándolos más ordenadamente.

Creditos a @_Cide, que devuelva la plata

  • – El tipo de publico que va al estadio:

¿Quién es el público que puede ver a la selección? Esa pregunta es díficil. Varias veces en el período Bielsa dije “Ver perder a Chile es más caro que ir a ver a Uruguay”, sin embargo ahora el tema se fue a las nubes. Pero el culpable no es ganar la Copa América, sino que la ANFP y su idea millonaria: Vender los Codos como un acceso distinto al estadio. Chile, el único país del mundo que no vende los codos como galería (Bueno, quizás no sea el único. No lo sé)

Aunque el problema no está en que vendan los codos, el problema está en que el costo de esta galeria VIP es cuatro veces más que la “galería normal”. Para “acallar” las críticas, en Ticket pro aparecen los codos como parte de Andes que vale 77 mil pesos, siete veces más que la galería normal (11 mil). Olvidé mencionar que Andes también tiene su espacio exclusivo, llamado Andes Superior, que cuesta 99 mil pesos. Y si sientes que es abuso relajo la vena con Pacífico, que siempre ha sido cara y sale 126 mil pesos por un espectáculo de dos horas. En todo caso conozco algunos que pagaron un millón por dos horas de Paul McCartney, no es lo mismo pero me gusta la alusión (?)

Ahora remitámonos al punto: ¿Qué hincha puede pagar ese dineral por ver a la selección? Según fuentes de cierta confiabilidad como El Mostrador, el 10% de los chilenos puede gastar dinero sin necesidad de gatear a fin de mes; mientras que el resto necesita salvar el mes de alguna u otra forma. Una familia de los primeros 3 o 4 quintiles ir al estadio puede suponer un 20 o 30% de su sueldo mensual y eso es demasiado, agregando además que en pagar todas las deudas/cuentas, mercadería y locomoción. Y es solo para galeria normal. Entonces, de esa forma alejan al hincha que grita, alienta, siente a la selección como parte de su vida y dejan adentro al que hace de todo menos ser futbolero. Por esas cosas no es difícil pensar por qué nadie grita o si lo hacen es el “ce hache i”

  • – Si la xenofobia tiene que ver con el publico que va

Volvamos al punto anterior, el estereotipo promedio del chileno con mucha plata es el del facho arrogante, clasista y engreído que explota al obrero. Ese chileno promedio odia a los bolivianos por Evo Morales, a los peruanos por los peruanos y a los argentinos por los argentinos que cada 10 minutos sacan en cara las Malvinas, y encima apoyen a la Señora K. Y son los más conocidos, porque de a poco surgen los colombianos como nuevo punto de odio.

Sin embargo, acá esto no es problema del hincha abc1 que asiste al estadio a mi parecer, bueno si un poco. Como ese tipo de hincha no tiene al futbol como opio, impregnado en la sangre como si lo tiene el chileno clase media, no hace otra cosa que gritar los cantos xenofóbicos. A pesar de que siempre han habido cantos de esa índole en Sudamérica, los demás cánticos podían ayudar a camuflarlo, esto hoy no pasa y solo se escuchan los ceachei y los poropopó. Con eso es lógico que te van a reclamar.

E incluyamos al “facho pobre”, tambien es culpable. Porque de ahí siempre nacen los cantos, de la galería.

  • – Si el castigo es justo

Si, el castigo anterior era un tirón de mechas para que cambiaran la actitud. Les advirtieron que si mantenían el comportamiento los iban a sancionar, el hincha tuitero (que tiene tanto peso como una pluma) criticó lo mismo pero no los pescaron (inesperado (?)). Ahora volvieron a sancionar al Nacional, y saldrá un ejército pidiendo que se juegue en Concepción, pero eso irá más abajo.

Ahora pueden pasar dos cosas, el hincha se comporta o actúa en resentimiento. Y siendo el rival Perú siento que ocurrirá lo segundo, así que en un tiempo más tendremos que recibir a Ecuador en Cavancha.

  • – Si hay un ensañamiento de la FIFA con nosotros respecto al resto

Acá no lo sé, las sanciones de la FIFA van aplicadas para varios países como México, Perú, El Salvador, etc. El ente rector ha sancionado siete veces a Chile y todas por comportamiento de los hinchas, los otros son Perú y México en el podio. Alegan porque las otras hinchadas sudamericanas se comportan mal pero ellos no hacen nada para mejorar sino lo contrario. Si vamos a actuar con la venganza de por medio tengan por seguro que las sanciones seguirán en aumento.

  • – Centralismo del futbol de selección

Esto es otro punto de debate. La selección chilena siente en Santiago un reducto inexpugnable y un infierno desatado por los asistentes a cada partido, ese que canta el himno a todo pulmón y más. Pero siendo serios es solo una muestra más de cómo Santiago es Chile y nadie puede hacer algo para evitarlo. Las grandes selecciones, a no ser que tengan una mística especial, tienden a disputar sus partidos en estadios alrededor de sus países; obviamente hay excepciones como las de Inglaterra (Wembley es La Catedral del Futbol), México (El Estadio Azteca). El Estadio Nacional no tiene mística, no se puede jugar en otro lado porque es el único estadio que se puede ocupar sin problemas. El Monumental David Arellano es propiedad de Colo Colo y se debe arrendar, y no se puede jugar en Concepción porque la administración de Jadue vendió abonos para los partidos en Santiago.

No hay otro reducto para recibir a La Roja, puesto que la FIFA especifica un mínimo de capacidad de 30000 espectadores. Para cerrar este apartado hago cita de una nota al respecto en Peloteros “La fuerte inversión para remodelar los estadios ad portas de la Copa América 2015 y el Mundial Sub-17 del mismo año, no consideró estos estándares para enfrentar los compromisos clasificatorios y las regiones no pueden disfrutar ‘del equipo de todos’.”

  • – El hablar de la seleccion con la camiseta del club puesto

Este es la máxima nefastez nacional despues del Barros Jarpa, los bielsistas, guarellistas, bonvaletistas y cualquier cosa que termine en ista. No les cuesta absolutamente nada hablar de la selección sin poner al equipo por medio. Odian a Herrera porque juega en la U, detestan a Matias Fernandez porque fue el 14 de los blancos. para qué hablar de los que exigen a Matias y a Charles Aranguiz, ambos apoyados por gente de blanco y azul respectivamente. ¿Tanto les cuesta buscar un argumento para que no se juegue en el Monumental que no sea “es el estadio de Pinochet”, “es yeta” (porque que en el Nacional nadie pudiera ganar algo internacional desde tiempos inmemoriales hasta 2011 es solo mala coincidencia), “Zorramental” o “El Vetedero”?

Habían algunos que apoyaban a Sampaoli, no porque ganó una copa, no porque hizo rendir a la seleccion, porque le hizo dos goleadas a Colo Colo. Chile es un país podrido entre dos bandos, azul y blanco. Y lamentablemente, como tambien pasa en política, parece que nunca se acabará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *